Conoce en la Patagonia a la asombrosa drosera


Los fiordos de la Patagonia chilena están llenos de maravillas naturales y una de estas es la peculiar drosera, comúnmente conocida con el nombre de “rocío del sol”, pero ¡no te dejes engañar por este apelativo que suena tan dulce! pues se trata de una flor insectívora.

Es tan curiosa esta planta que incluso causó la fascinación de Charles Darwin, quien realizó un estudio a fondo para conocer su naturaleza carnívora. De hecho, se dice que el científico afirmó que le importaba más la biología de esta planta que el origen de las otras especies que hay en el mundo.

¿Quieres conocer mejor la drosera? Te invitamos a realizar un viaje a la Patagonia para conocerla más de cerca e informarte sobre sus principales características.

 

Un vistazo a la espectacular drosera

 

La drosera está subdividida en unas 100 especies que están diseminadas en varias partes del mundo, pero todas tienen una característica en común: son carnívoras. De manera que la planta de la Patagonia chilena ha desarrollado un sistema único para capturar y digerir pequeños animales, a los que les “roba” sus nutrientes, para poder subsistir.

¿Dónde está la trampa de la drosera? En esas pequeñas gotas que están en sus hojas, semejantes a tentáculos, y que terminan en unos pequeños pelos. Es por esta razón que da la impresión de que la planta siempre está cubierta por el “rocío del sol”, pero realmente es una sustancia rica en azúcares y muy pegajosa.

Cuando un infortunado insecto se posa entre sus hojas, queda atrapado, y una vez que ha caído en la trampa, el movimiento activa las glándulas de la planta que comienza a generar más “gotas de rocío” hasta que el pobre insecto es asfixiado y muere. Algunas especies de drosera matan a su pequeña presa en segundos, pero otras son más crueles y extienden la agonía de este por hasta 30 minutos.

Las enzimas digestivas externas de la drosera actúan como un estómago y las partes blandas de la presa son asimiladas. De esta forma, la drosera obtiene proteínas y nutrientes, especialmente el nitrógeno, para subsistir en su ecosistema. Sin embargo, la planta no solo vive de los insectos que atrapa, sino también es capaz de realizar el proceso de la fotosíntesis.

 

Visita la Patagonia chilena y conoce su flora nativa

 

Si ya has decidido tomar los cruceros Skorpios para conocer la Patagonia chilena, probablemente no solo viajarás por los fiordos de esta zona del Sur de Chile, sino que también podrás apreciar toda la magia y belleza de la flora nativa

Además de la drosera, también es posible de observar especies, como por ejemplo, la lenga, que es una especie arbórea típica de la Patagonia o el calafate, un arbusto espinoso que tiene un fruto muy apetecido por sus importantes propiedades nutricionales.

En tu visita a la Patagonia chilena en alguno de los cruceros Skorpios, no pierdas de vista contemplar y fotografiar a las diferentes especies de plantas presentes, algunas son consideradas de las más raras del mundo.