El Golfo de Corcovado


 

El límite de las regiones de Los Lagos y Aysén guarda un verdadero santuario de la naturaleza llamado Golfo de Corcovado. Esta maravilla del extremo austral de Chile es poco conocido, pero luego de leer los siguientes párrafos, de seguro querrás visitarlo.

Chile guarda rincones que parecieran sacados de películas de ciencia ficción, y son poco concurridos -principalmente- por su difícil acceso. Uno de estos puntos lo constituye el Golfo de Corcovado sur de Chile, una zona que enamora a sus visitantes. Pero, ¿cuáles son los atractivos que ofrece? Seamos claros: acá no encontrarás playas de arenas blancas o grandes bosques nativos. Los principales encantos de este paraje son:

 

El hogar de la ballena azul

 

Si decimos que el león es el rey de la selva, perfectamente podríamos referirnos a la ballena azul como la dueña y señora de las aguas australes de Chile, y el Golfo de Corcovado tiene una estrecha relación con esta especie.

El animal vivo más grande de la Tierra ha encontrado en el Golfo de Corcovado sur de Chile el hábitat ideal para alimentarse y crecer. De hecho, esto motivó la firma del Acuerdo de Producción Limpia (APL), gracias al que esta zona austral se acogió al compromiso denominado “Conservación de la ballena azul y grandes cetáceos en la Patagonia Norte, Región de Los Lagos y de Aysén”, suscrito por nuestro país el 2015.

Como es de imaginar, hablamos de una de las zonas más favorables para el avistamiento y estudio de estos cetáceos, que llegan hasta el lugar en búsqueda de alimentos y -los ejemplares de mayor tamaño- para el cuidado de sus crías.

¿Te gustaría navegar por estas gélidas aguas y ver la magnitud de la ballena? Pues bien, comienza a prepararte desde ya y agenda tu viaje entre diciembre y abril, época ideal para su avistamiento en el Golfo de Corcovado sur de Chile.

 

Puerto Raúl Marín Balmaceda

Puerto Raúl Marín Balmaceda

El extremo austral de nuestro país no para de sorprender con rincones que jamás pensarías que existen, y puerto Raúl Marín Balmaceda es uno de ellos.

Situado en el sureste del Golfo de Corcovado, esta localidad es la más antigua de la Región de Aysén. Sin embargo, dadas las arduas condiciones climáticas -sobre todo durante los meses de invierno-, su población supera escasamente los 300 habitantes (eso, hasta el censo del 2002).

Puerto Raúl Marín está situado en una pequeña isla del río Palena, y su entorno es fascinante: montañas y valles adornan un escenario con vista privilegiada. Sus habitantes viven mayormente de la extracción de algunos recursos marinos, como pelillo y bentónicos, aunque el turismo -año a año- cobra más fuerza. Por ello, en la zona es posible encontrar algunas hosterías, camping, restaurantes, servicios básicos y aeródromo. El comercio local es pequeño, lo suficiente como para abastecer a los vecinos de este lugar al fin del mundo.

Como ves, el Golfo de Corcovado sur de Chile es mucho más que una ruta de paso: es el destino perfecto para una desconexión total y el encuentro con la naturaleza. Por ello, si estás buscando un lugar que te permita limpiar el alma y alejarte del mundo, te tenemos buenas noticias: acabas de encontrarlo.