10 datos que debes conocer sobre los Cisnes de Cuello Negro


La Patagonia chilena es un destino de esplendor por los maravillosos atractivos que se pueden observar en cada uno de sus rincones. Su principal belleza se encuentra en la naturaleza que la rodea, donde su flora y fauna característica llama la atención de sus visitantes, incluyendo a aquellos que repiten su viaje a estas tierras australes.

Diversas especies animales conforman su ecosistema. Durante cualquier travesía por sus aguas se pueden observar desde lobos marinos, delfines, toninas y hasta ballenas que impresionan con su espectaculares danzas acuáticas; pero también existe una especie de ave muy común en las costas patagónicas: los Cisnes Cuello Negro, hermosos especímenes plumíferos de los que existen varios datos curiosos que debes conocer:

 

  1. Su apariencia física es inconfundible. La cabeza y el cuello negro hace un contraste notable con el resto de su plumaje completamente blanco, razón por la cual llevan ese nombre y son tan atractivos.
  2. Son las aves acuáticas más grandes que pueden encontrarse en Chile. Cuando son adultos, alcanzan una longitud promedio de 122 cm desde el pico hasta la punta de la cola.
  3. Es un ave característica de Sudamérica y su distribución geográfica es bastante amplia, incluyendo las costas desde el sur de Brasil, bordeando la Patagonia, hasta Tierra del Fuego.
  4. Son los cisnes más acuáticos de la especie y por eso son pocas las ocasiones en las que abandonan el agua, pero es posible verlos ocasionalmente recorriendo las praderas en búsqueda de alimento.
  5. Su alimentación se compone esencialmente de plantas y algas marinas, algunos moluscos, insectos acuáticos y huevos de peces.
  6. Para comer, introducen su pico en aguas de poca profundidad. Este actúa como filtro al abrirlo y cerrarlo ligeramente, consiguiendo así su alimento. A veces sumergen la cabeza y el cuello completamente, mientras que el resto del cuerpo permanece en la superficie.
  7. Los Cisnes de Cuello negro son monógamos; ¡tienen una misma pareja durante toda su vida! Si esta muere, simplemente se niegan a conseguir otra.
  8. Sus nidos son grandes, compuestos de juncos y pasto. Durante su época de reproducción, la hembra llega a poner de tres a siete huevos que incuba por un período aproximado de 34 a 36 días. Durante este tiempo, el macho actúa como guardián protector, mostrando una gran ferocidad contra cualquier otro animal que se atreva a acercarse al lugar.
  9. Cuando los pichones son pequeños, ambos padres los crían y protegen en conjunto, y tienen la llamativa costumbre de llevarlos sobre el lomo como si este fuera un gran nido, para así ayudarlos en los traslados largos.
  10. Debido a su gran tamaño, son aves cuyo despegue y acuatizaje puede resultar realmente torpe, pero su vuelo es fuerte y estable, pudiendo abarcar largas distancias sin mayores inconvenientes; el lugar más lejano en el que han sido vistos es el Archipiélago de Juan Fernández, ¡a más de 670 km de la costa chilena!

 

Entonces, ¿te animas a conocer a los Cisnes Cuello Negro? Muchas son las opciones donde puedes navegar las aguas de la Patagonia chilena y tener un inolvidable acercamiento a su magnífica naturaleza.