El irresistible whiskey con hielos de glaciar


¿Quién no ha disfrutado del agradable sabor de un buen whiskey a las rocas? En las rutas que ofrece Cruceros Skorpios es posible llevar esta experiencia un paso más allá, cambiando los tradicionales hielos de producción humana por la milenaria pureza de un trozo de hielo de glaciar.

Transformado ya en todo un imperdible que viene a complementar las rutas Chonos y Kawéskar que Cruceros Skorpios tiene para ti, el beber whiskey con hielos de glaciar se erige como la guinda de la torta de una experiencia única que se puede vivir en la bella Patagonia chilena.

 

El cuadro es el siguiente: la inmensidad de un glaciar como el San Rafael, Amalia, El Brujo o Bernal, el frío que llena el espacio, el azul profundo del mar, turistas a bordo de un zodiac que permite acercarse lo que más se pueda al glaciar, una buena botella de añejado whiskey o bourbon, vasos de cristal, trocitos del milenario hielo del glaciar. ¡Y a brindar!

 

Las características del hielo milenario

 

En los glaciares que encontramos en la Patagonia chilena es común ver trozos de hielo flotando en el mar que se han desprendido de la masa mayor, fenómeno que es cada vez más común bajo los efectos del calentamiento global. 

 

La mayoría de estos trozos de hielo son de color blanco, lo que se relaciona directamente con su antigüedad: el color blanco quiere decir que el hielo en cuestión se formó hace sólo decenas de años.

 

A diferencia de los bloques blancos, el hielo milenario es de color más oscuro, llegando a alcanzar algunas tonalidades hasta negras

 

¿A qué se debe su particular color? A diferencia de lo que comúnmente se podría pensar, no es que el hielo milenario sea negro porque contiene impurezas. Es en realidad todo lo contrario: su extremada transparencia refleja la oscuridad del fondo marino para que pueda ser apreciada en la superficie del océano por los privilegiados ojos que lleguen a él.

 

La transparencia se debe a que el hielo se formó por la nieve que cayó milenios atrás para ir configurando la extensión de los glaciares. Con el inevitable paso del tiempo, el hielo se fue comprimiendo de tal manera que los distintos bloques superpuestos fueron perdiendo hasta el mínimo nivel el aire en su interior. Algunos señalan que esto hace que se derrita más lento que el hielo tradicional, aunque no hay evidencia empírica avalada por la ciencia que confirme dicha afirmación.  

 

Hielo milenario: un atractivo negocio

 

Más allá de la experiencia que Cruceros Skorpios le brinda a sus pasajeros, hoy en día existe un mercado específico para el hielo milenario, con clientes dispuestos a desembolsar considerables sumas de dinero con tal de acceder a la experiencia de mezclar el hielo milenario con algunos de sus licores preferidos. Por ejemplo, se dice que los bares pueden llegar a cobrar el doble por un trago hecho con hielos milenarios.

 

El mercado del hielo milenario también abarca otros productos que ven incrementado considerablemente su valor como lo son la cerveza, el agua embotellada y hasta las líneas cosméticas. Eso sí, el llamado de los expertos y autoridades en el tema es a generar políticas y tomar acciones que delineen un uso y explotación responsables con la ecología y la conservación de los glaciares y los hielos que de ellos se desprenden.

 

Extracción ilegal de hielo

 

Lamentablemente se han conocido casos de explotación ilegal de hielo milenario en tierras chilenas. En el año 2012, las autoridades policiales incautaron 5.200 toneladas de hielo extraídas del glaciar Jorge Montt en el Parque Nacional Bernardo O’Higgins. 

 

El uso que se le iba a dar se desconoce con exactitud, aunque los especuladores señalaron en su momento que el destino final iban a ser distintos bares VIP ubicados principalmente en Santiago, la siempre cosmopolita capital chilena.

 

Consumo consciente 

 

Por fortuna, los casos de extracción ilegal no han sido una constante a través de los años, primando el consumo legal y consciente del hielo milenario a baja escala, lo que no tiene un impacto directo o significativo en el ecosistema de los glaciares.

 

Por ello, la invitación de Cruceros Skorpios es a vivir una experiencia consciente, que respeta la naturaleza y que permite a los visitantes darse el lujo de mezclar la calidez del whiskey con la prístina frescura de un hielo que sólo puedes encontrar en un lugar como la Patagonia chilena. 

 

¡Salud!