El derretimiento de los glaciares Chilenos


Desde hace algunos años, autoridades de distintas partes del mundo han comenzado a discutir sobre políticas públicas y medidas que logren detener tanto las causas como los efectos del calentamiento global. Una de las mayores consecuencias de este fenómeno es sin duda el derretimiento de glaciares de Chile. Todo lo que debes saber al respecto, a continuación:

 

Retroceso de los glaciares: un daño irreparable

 

La tercera mayor reserva de agua en el mundo está en los glaciares de la Patagonia Chilena (seguidos por la Antártida y Groenlandia), y en ellos también está el 80% del hielo total de Sudamérica. Con el aumento de la temperatura global, estas masas se han visto drásticamente afectadas por las nuevas condiciones climáticas. El daño es tal, que desde 1970 se han derretido hasta en un 50%, siendo el glaciar Pío XI -ubicado en la región de Magallanes- el único en toda Sudamérica que ha aumentado su tamaño en lugar de reducirlo.

 

El derretimiento de glaciares ha sido un tema que en los últimos años ha empezado a tomar protagonismo, y ya era hora. Lo anterior, está preocupando no solo a la comunidad científica, sino que también a todas las personas que se abastecen del agua generada por estos gigantes milenarios. No es un dato menor, siendo que una parte importante de la población en Chile se beneficia del hielo glaciar, ya sea en consumo, agricultura o en las distintas actividades en las que este recurso se torna vital.

 

31

Pese a que el proceso de disminución de los glaciares es lento, hay excepciones que son alarmantes: solo en el caso de Campos de Hielo Sur, se registra un retroceso de 30 metros por año. Esta cifra es considerable y se torna más grave aún si pensamos en que la pérdida del recurso hídrico afecta y pone en riesgo a todo el ecosistema que lo rodea.

 

Así, el problema más cercano radica en el inminente peligro que la reducción de los glaciares de Chile pone sobre algunas comunidades que viven en sus cercanías: si no se detiene el derretimiento, grandes territorios poblados podrían verse afectados, e incluso llegar a desaparecer por inundaciones (producto de la desestabilización de paredes montañosas por el peso del agua que se genera debido a los deshielos) El año 2013 ocurrió un evento de estas características en el parque nacional Bernardo O´Higgins, cuando el glaciar Ventisquero cedió y el agua nieve lo cubrió en gran parte. Si no se detiene el derretimiento de los glaciares, este es solo uno de los escenarios que podrían repetirse.

 

5 - copia

 

Es cierto que no es un fenómeno fácil de manejar o de simple solución. Después de todo, es la consecuencia de años de despreocupación al arrojar contaminantes al medio ambiente y gases de efecto invernadero. Sin embargo, no podemos esperar a que las máximas autoridades del mundo decidan actuar: cada uno de nosotros debe tomar conciencia respecto a cómo estamos contribuyendo -a veces sin siquiera darnos cuenta- a prolongar el calentamiento global, generándose efectos negativos en los glaciares de Chile, los cual han visto reflejado un retroceso importante durante los últimos años.