Los milenarios hielos del Glaciar San Rafael


La geografía de Chile dada su forma alargada y su ubicación- es tan increíble que podemos encontrar los más variados paisajes de norte a sur. Es precisamente esta variedad de escenarios la que atrae a miles de turistas cada año, y es que la belleza sin par de nuestro país es innegable. Así como en el norte tenemos el desierto florido (único en el mundo) o los géiseres, a medida que vamos descendiendo hacia el sur nos encontramos con una vegetación cada vez más abundante. Sin embargo, hacia la Región de Aysén, el verdor da paso a los imponentes glaciares. Por su popularidad y magnificencia, hay uno que podría coronarse como el rey de éstos: el Glaciar San Rafael.

Este gigante milenario -ubicado en los Campos de Hielo Norte, en la zona de la Patagonia chilena- es uno de los principales atractivos turísticos de nuestro país, fue declarado reserva de la Biósfera por la UNESCO, y aunque no es fácil llegar hasta allí, muchos se deciden por este destino por su impresionante majestuosidad. Se encuentra ubicado en la zona protegida del Parque Nacional Laguna San Rafael, a 82 kilómetros del Puerto Chacabuco. Unas 400 mil hectáreas de este Parque Nacional corresponden a Campos de Hielo Norte, entre las que se encuentran también los glaciares de San Valentín, San Quintín y Leones. ¿Un dato curioso? El Glaciar San Rafael tiene alrededor de 30 mil años.

La ruta marítima es de las preferidas para acceder a esta zona. En ese sentido, el crucero Skorpios es uno de los más famosos en realizar este viaje, con viajes que contemplan días a borde de las naves que han sido especialmente adaptadas para atravesar las gélidas aguas australes. Se zarpa desde Puerto Natales o Puerto Montt, dependiendo de la ruta que elijas (Kaweskar o Chonos). Luego de una recepción y explicación de las maravillas a visitar, la nave se acerca a los imponentes glaciares, y es ahí cuando los visitantes -dependiendo de las condiciones climáticas- pueden tener un leve acercamiento y, si la suerte acompaña, ser testigos del desprendimiento de enormes bloques de hielo, cosa que suele suceder y es uno de los sucesos naturales más impactantes de las regiones más frías. Los turistas pueden disfrutar, además de las comidas, de un bar abierto que incluye el clásico whisky “on the rocks” con hielo milenario de glaciar.

01

Debido a la inclemencia del tiempo es que no se puede visitar el Glaciar San Rafael Chile durante todo el año. Generalmente los tours se ofrecen desde septiembre hasta abril, dependiendo de la demanda y las condiciones del clima. Por ello, el llamado es a organizarte y agendar con tiempo tu viaje, ya sea que quieras visitar los glaciares, recorrer los fiordos patagónicos o cualquiera de las maravillas que ofrece el hermoso sur de Chile.

Como ves, Chile puede enorgullecerse de tener unode los paisajes fríos más asombrosos del Cono Sur. No por nada, cada año miles de visitantes quedan enamorados de la vista y de la experiencia general de visitar el Glaciar San Rafael en el corazón de la Patagonia chilena.

Laguna y Glaciar San Rafael

Laguna y Glaciar San Rafael