La maravillosa ranita de Darwin


La ranita de Darwin o Rhinoderma darwinii es una especie emblemática de la Patagonia chilena. Esto se debe a que es endémica de esta región, pues este peculiar anfibio no se encuentra en estado natural en ningún otro rincón de la tierra.

Los imponentes bosques del sur de Chile son el hogar de este anfibio que llamó la atención de Charles Darwin por sus características únicas. También se le conoce con los nombres de rana narigona, sapito partero o sapito vaquero.

 

Características

 

La ranita de Darwin llega a medir poco menos de 3 cm en la edad adulta. Tiene una cabeza de forma triangular con bordes puntiagudos y un pequeñísimo cilindro en la punta de la nariz. Sus extremidades son largas y también presentan bordes puntiagudos, parecidos a los de una hoja.

Una característica notable de este anfibio es su habilidad para mimetizarse entre el paisaje que habita. Por ejemplo, cuando las ranitas se mueven entre la hojarasca, tienen tonos cafés y amarillos, mientras que aquellas que andan entre el musgo y el follaje, presentan tonos verdes brillantes. Su morfología también le ayuda a pasar desapercibida, pues tiene la forma de una hoja seca. Esta cualidad, aunada a su pequeño tamaño, hacen que sea un poco difícil encontrar a la ranita de Darwin en el suelo del bosque.

El vientre es de color negro con manchas blancas y cada ranita tiene un diseño que la distingue de las demás. Cuando una ranita se ve amenazada por un depredador, tiende a voltearse panza arriba para despistarlo, pareciendo una simple mancha de la tierra del bosque.

Su canto es muy especial y distintivo, ligado más al canto de un ave que al de otras ranas.

 

Reproducción

 

La forma de reproducción de la ranita de Darwin también es peculiar y asombrosa: la hembra pone entre 3 y 30 huevecillos, de unos 4 mm de diámetro, dejándolos bajo la hojarasca o entre el musgo del bosque. Después de unos 12 días, cuando los embriones comienzan a moverse, el macho mete los huevos dentro de su boca para introducirlos en un saco especial que se extiende desde la garganta hasta la altura de la ingle.

Todo el desarrollo larvario de la ranita ocurre dentro de este saco vocal. El proceso de desarrollo tarda entre 6 y 8 semanas hasta completar la metamorfosis. Luego de este tiempo, las ranitas salen al mundo saltando por la boca del padre.

 

Conservación

 

La ranita de Darwin se encuentra en estado vulnerable. Su mayor enemigo es la deforestación que resulta de la industria ganadera, así como la introducción de especies ajenas a su ecosistema, ya que necesita las condiciones que solamente los bosques del sur de Chile pueden proveer.

Actualmente, existe una organización sin fines de lucro llamada Ranita de Darwin que trabaja para conservar a este pequeño anfibio realizando acciones de monitoreo y llamando la atención sobre los peligros de la deforestación y la plantación de especies ajenas.

 

Viaja a la Patagonia chilena

 

Es posible hacer viajes a la Patagonia y los bosques del sur de Chile de forma responsable para no alterar su delicado ecosistema. Visita Chiloé, hogar de la ranita de Darwin, y aprovecha para hacer un inolvidable viaje en un crucero Skorpios por la Laguna San Rafael para navegar entre el archipiélago, visitar la Reserva Nacional Lago Rosselot y el parque Nacional Isla Magdalena, además de admirar los impresionantes glaciares.