7 cosas que podrás ver en el Museo Histórico de Puerto Montt


El Museo Histórico de Puerto Montt Juan Pablo II es uno de los sitios imperdibles para quienes quieren conocer un poco más acerca de la ciudad. Su colección, organizada a través de distintos montajes que combinan infografías y objetos históricos, es ideal para todas las edades.

Cada objeto de la muestra permanente de este museo cuenta una historia fascinante sobre el patrimonio material del Seno de Reloncaví y la capital de la Provincia de Llanquihue.

Estas son las 7 cosas que no debes dejar de ver en tu visita al museo:

1. Edificio histórico

 

Este hermoso edificio originalmente era un mercado. Durante tres décadas el Mercado de la Rambla fue un punto de venta de los productores locales de mar y tierra. Luego de unos años de abandono, el recinto fue reacondicionado para realizar la misa que Juan Pablo II ofició en su visita a Puerto Montt en 1986. Con posterioridad a este evento, el museo se trasladó a esta locación.  

 

2. Colección de fósiles

 

El área del Seno de Reloncaví cuenta con uno de los sitios arqueológicos de mayor antigüedad hallados en Chile. Los amantes de la arqueología podrán apreciar infografías y restos del famoso sitio de Monte Verde. En él se han encontrado huesos de animales como el mastodonte, y rastros fósiles pertenecientes a asentamientos de 15.000 años de antigüedad.  

 

3. Vestigios arqueológicos de pueblos originarios

 

En el Museo Puerto Montt es posible ver fascinantes reconstrucciones de las formas de vida del pueblo Huilliche. En el montaje “Los tiempos del fogón” se aprecia la distribución de sus habitaciones, y algunos objetos de piedra, barro, textil y cestería dispuestos del modo en que los usaban en sus actividades cotidianas.

 

4. El paso de los españoles

El paso de los conquistadores españoles por la zona fue muy difícil. Esta colección ofrece a los visitantes objetos e infografías que dan cuenta de esta historia. Desde fines del siglo XVI, luego del Desastre de Curalaba, el área se encontraba prácticamente fuera de la injerencia del Imperio Español, pues era considerada zona de guerra permanente.

 

5. Objetos de los colonos alemanes que llegaron a Puerto Montt

 

Con la ayuda de inmigrantes alemanes, el Estado chileno logró fundar la ciudad en 1853. En el montaje “El salón Alemán” es posible ver una gran cantidad de interesantes objetos, como instrumentos musicales, o artículos personales que nos cuentan sobre las formas de vida y la tecnología que estos pioneros aportaron al país.

 

6. Muestra de fotografías antiguas de la historia de la ciudad

 

Gracias a los colonos alemanes, Puerto Montt cuenta con un patrimonio fotográfico que pocas ciudades de Chile tienen el lujo de poseer. Estas fotografías se destacan no solo por su antigüedad, sino también por su excelente calidad artística. Sin duda, un imperdible para todos los amantes de la fotografía.

 

7. Objetos de Juan Pablo II

 

La colección alberga algunos de los elementos que fueron utilizados por el Juan Pablo II en su visita a Puerto Montt. La homilía se realizó en el mismo recinto que hoy acoge al museo, y en él es posible ver la casulla papal, el sitial y algunos objetos de la eucaristía que utilizó el pontífice.

Además de lo mencionado anteriormente, constantemente se exhiben muestras temporales tanto artísticas como patrimoniales y se realizan diversas actividades culturales abiertas a la comunidad.

El Museo Puerto Montt ofrece visitas guiadas a todos quienes se interesen por la arqueología, el arte e historia de la zona.

Dirección: Diego Portales 997, Puerto Montt.

Horarios: Lunes a Viernes: 10:00-13:00 hrs. 14:30-18:00 hrs. Sábados y Domingos: 11:00-17:00 hrs.

Entrada gratuita.