Moby Dick: la historia inspirada en un cetáceo chileno


Moby Dick es una de las novelas más famosas del siglo XIX, que relata el enfrentamiento entre el navío ballenero Pequod y un gran cetáceo feroz que habitaba en el Océano Pacífico. El libro escrito por el estadounidense Herman Melville en 1851 suena más a ficción que realidad, no obstante, lo que muchos no saben es que la historia de Moby Dick fue inspirada en hechos reales.

 

La gran ballena blanca

 

Este cachalote albino habitó las costas de Chile a principios del siglo XIX. La fauna de Patagonia es muy rica en este tipo de animales marítimos, desde pingüinos magallánicos y elefantes marinos, hasta imponentes ballenas. Así que no es difícil creer que las costas de Isla Mocha fueron el hábitat perfecto del gran cetáceo nombrado por los nativos como Mocha Dick.

El ballenero estadounidense Essex intentó cazar al cetáceo en noviembre de 1820, sin embargo, fue derribado violentamente. Meses después se encontraron únicamente cuatro sobrevivientes. Sus relatos fueron registrados por el explorador Jeremiah Reynolds, quien indicó que la ballena poseía un color blanco “como la lana” y era de un tamaño y fuerza prodigiosa.

Su cuerpo medía más de 20 metros de longitud y tenía incrustados varios arpones en el lomo, prueba de todas sus peleas contra los barcos balleneros. Mocha Dick murió en 1838 a manos de balleneros y se cuenta que fue por ayudar a una ballena hembra y sus crías.

 

En la literatura contemporánea

 

El escritor Francisco Ortega y el dibujante Gonzalo Martínez reconstruyeron esta historia real, basándose en los registros históricos y el libro de Herman Melville. Fue publicada como una novela gráfica en 2012, bajo el título de: “Mocha Dick, la leyenda de la ballena blanca”.

 

Avistamiento de cetáceos

 

Actualmente el escenario de esta historia permanece intacto. A pesar de las actividades turísticas al sur de Chile, la fauna de Patagonia en estado salvaje sigue viva y representa uno de los atractivos más populares entre los turistas.

Las rutas de Skorpios son populares por el avistamiento de cetáceos, lobos y elefantes marinos, así como delfines australes y pingüinos de Magallanes, entre otras especies. Si deseas mantener viva la leyenda y realizar un recorrido histórico por las aguas que conocieron a la gran ballena blanca, un viaje por las costas del sur de Chile es la mejor idea.