Parque Nacional Bernardo O’higgins: Conoce su vida silvestre


Chile fue elegido como el mejor destino para conocer este año por la prestigiosa guía de viajes Lonely Planet. Esto se debe, entre muchos factores, a los distintos paisajes que ofrece de norte a sur, en los que se viven aventuras únicas que mezclan naturaleza, gastronomía y cultura, siendo la Patagonia uno de los más importantes.

Allí, en la zona más austral del país, se mezclan los glaciares, ríos, fiordos, animales, bosques y estepas que en su conjunto crean impresionantes lugares como el Parque Nacional Bernardo O’Higgins. Este es el más grande de Chile, ya que tiene una superficie total de más de tres millones de hectáreas, comprendidas entre dos regiones, donde se encuentra parte de los Campos de Hielo Sur, una de las más importantes reservas de agua dulce del planeta. Además, la increíble vida silvestre del Parque Nacional Bernardo O’Higgins le da lo último para ser un paisaje inolvidable.

 

Qué ver en el Parque Nacional Bernardo O’Higgins

 

Mientras recorres sus senderos, es posible cruzarse con distintos animales, como los chungungos, pumas, güiñas, nutrias y ratones de cola larga. Más escasos pero igual de impresionantes son los pingüinos, patos, lobos marinos, huemules y pudúes, sobre todo estos dos últimos, que están en peligro de extinción y se encuentran en pocos lugares.

También este sitio es propicio para el avistamiento de aves como el águila, la gaviota cahuil y el cóndor, por lo que es ideal para llevar una cámara fotográfica. En cuanto a la vegetación, se encuentra el Bosque Caducifolio de Aysén, donde hay especies nativas como la lenga, el coihue común, el ciprés de Guaitecas, el coihue de Magallanes, el calafate y el canelo.

 

Tips para ir

 

Para conocerlo, la ruta es principalmente marítima, por eso se recomienda organizar el viaje con antelación en agencias que entregan una experiencia única como Skorpios. El parque es administrado por CONAF y solo abre durante octubre y abril por el clima.

Es recomendable llevar ropa apta para la lluvia y las caminatas, considerando un buen calzado y ropa cómoda.

Es por esto que la vida silvestre del Parque Nacional Bernardo O’Higgins tiene que ser tu próxima aventura: es un lugar único, con toda la mística y belleza propia de la Patagonia.